Jan 15, 2019

Peter reaches the summit of Kilimanjaro


Peter Czanyo, the patient advocate who founded our Argentinian member organisation, Fundacion Pacientes de Cancer De Pulmon, has reached the summit of Kilimanjaro.
Peter proudly displayed our flag to show just what is possible. It's now 16 years since he was diagnosed with lung cancer.
 
Surgeons saved his life by removing half of his left lung, but the right one had already suffered extensive damage. As a result, he has permanently reduced lung capacity.
 
Since that time he has campaigned tirelessly, both in Argentina and worldwide, to raise the profile of lung cancer, to attract media attention to the developments in treatments, therapies and diagnostic techniques - and to help more patients and families affected by the disease. 
 
In his email from Tanzania, he described himself as being “very tired and very happy”. As he should be, having reached Uhuru Peak at a height of 5,895 meters. Bravo amigo!
 
Peter's own report in Spanish (Goodgle chrome and other browsers can provide translation tools): 
 
Luego de varios días de ir acercándonos en varios campamentos llegamos a BARAFU CAMP a 4600 y nos separaban 1300 metros de la ansiada cumbre. 
 
Salimos a las 12 de la noche con un muy fuerte viento que bajaba la temperatura a unos 10 grados bajo cero. Es increíble ver cientas de luces de las personas que están subiendo. 
Después de 9,30 durísimas horas y junto al guía de montaña cumbre en el KILIMANJARO de 5895 msnm
 
Había que regresar a BARAFU CAMP y seguir bajando hasta MWEKA (3050). Llegue a BARAFU exhausto y me preparaba para seguir no pude. Por suerte lleve un oximetro y media tan solo 33 y mis pulmones silbaban como nunca.
Mis amigos me preguntaron que hacer y les dije que necesitaba oxígeno para respirar.
 
El guía me trajo oxígeno y decidió bajarme en camilla desde BARAFU hasta MWEKA.
 
Sobre una camilla increíble unos 5 o 6 Porters corrieron llevándome por más de 5 horas.
 
Me encontraba en la selva de Tanzania, sin saber cómo seguir, rodeado por personas que jamás había visto que me llevaban y gritaban en Suagiri. El traslado es tan brutal como complicado y difícil por el terreno de piedras y la montaña. Debían bajarme y llegue casi a la noche llegue a MWEKA (3050 metros) y me reencontré con mis amigos. Al bajar ayudaba a mi oxigenación. Pase bien la noche en el CAMP y mis pulmones dejaron de silbar y mi oxígeno en sangre aumentaba.
 
Hoy martes Solo faltaba bajar de MWEKA GATE que son unos 10 km y llegar a 1600 msnm y salir del parque. Lo hice junto a mis amigos.
Y aquí estoy.
 
Exhausto y muy feliz.